Campos Magnéticos y Tratamiento del Cáncer

Campos Magnéticos y Régimen del Cáncer

Jamás fuí partidario de decir que los PEMFs por sí solos tienen que ser usados para tratar el cáncer. Lo verdaderamente humilde que puedo mencionar sobre el régimen del cáncer es que no hay resoluciones perfectas. Yo además diría que no existe determinada cosa como una cura.
No existe determinada cosa como una cura
El cáncer es una patología crónica. Aunque usted fué proclamado curado por un médico, en la mayoría de los casos definido como sobreviviente luego de 5 años luego del diagnóstico, hay una supervisión y supervisión para siempre para asegurarse de que el cáncer no volvió. Sí, usted tiene la posibilidad de acertadamente estar en un estado de remisión a la larga luego de un diagnóstico original. Lamentablemente, bastante gente no viven más allá de los 5 años o, por el opuesto, más allá de los 10 o inclusive 15 años luego de su diagnóstico. Por eso, la medicina actualmente sigue en pié intentando encontrar respuestas en la guerra contra el cáncer, para hallar una cura.
Para mí, el verdadero inconveniente no es siempre hallar una cura, aunque sin lugar a dudas es un propósito deseable, sino más bien hallar formas de lograr que nuestras terapias recientes sean más efectivos para producir resultados más duraderos con una condición de vida más óptima. Con tanta continuidad, las terapias médicas recientes son brutales, realizando que la multitud se enferme bastante y, no obstante, los resultados son comunmente deficientes. Sí, precisamente, en varios casos las terapias generan provecho duraderos, pero esto es comunmente dudoso e impredecible.
Mejora de las terapias que ya están con los PEMF
¿Cómo tenemos la posibilidad de lograr que los resultados de las terapias médicas sean más seguros y predecibles? Las terapias de PEMF tienen la posibilidad de ser un enfoque para incrementar el valor de las terapias que ya están. La exploración utilizable para apoyar la utilización de los PEMFs en el ámbito del cáncer está todavía lejos de ser de enorme seguridad. Desde luego, lo mismo puede decirse de la mayor parte de las terapias médicas que ya están. Entonces, la pregunta es, ¿cuál es el inconveniente? El inconveniente procede mayormente de la indecisión. Las terapias médicas comúnes además tienen un nivel colosal de indecisión, pero son sancionadas por la sociedad y la red social médica. Eso los hace admisibles, aunque comunmente son ineficaces. Ya que los PEMFs no son tan admisibles, y ya que la ciencia no es convincente, para seducir a la mayor parte de los doctores o la mayor parte de las guías y cuerpos expertos, se piensan “inaceptables”. Mencionado lo anterior, la mayor parte de los doctores, no obstante, ignoran totalmente lo que los PEMFs hacen biológica y de forma física. Y, lamentablemente, no están dispuestos a examinar estos enfoques. De la misma manera, la mayor parte de los doctores no están dispuestos a arrimarse y tener en cuenta los puntos alimenticias del control del cáncer. Como resultado, el cliente y la persona que padece cáncer quedan en parte importante solos.
Tal vez tengamos la posibilidad arrojar algo de luz sobre este tema con la utilización potencial de los PEMFs con 2 nuevos análisis que fueron reportados. Uno está en los humanos y el otro en los animales. Inclusive la oncología médica común recurre algunas veces a la utilización de estudios en animales, a falta de estudios en humanos accesibles. Ya que no en todos los casos se puede’ deducir que los resultados de los estudios en animales se tienen la posibilidad de utilizar a los humanos, sacar conclusiones de los estudios en animales debe hacerse con alguna cautela. No obstante, yo’ de la creencia de que los individuos son causantes de su propia salud y por último tomarán sus propias superiores elecciones personales.
Estudio humano
En el estudio humano, llevado a cabo en China, se estudiaron los campos magnéticos en el régimen de pacientes con cánceres avanzados de numerosos tipos. Lamentablemente, el artículo entero es un escrito en chino, por eso no está utilizable en forma completa para nosotros. En este estudio, 137 pacientes con tumores malvados avanzados fueron expuestos a eso que equivale a un campo magnético sinusoidal de precisamente 7 Hz, a 4000 Gauss, a lo largo de 2 horas al día a lo largo de 30 a 50 días. El provecho clínico fue del 60%. 28 pacientes tuvieron una respuesta completa y 54 tuvieron una respuesta parcial. La mediana de la supervivencia global fue de 12 meses. Las tasas de supervivencia a 1 año, 2 años y 3 años fueron de 47.0%, 11.8%, 3.4%, respectivamente. Las adversidades fueron mínimas. No hubo muertes similares con el régimen. Lamentablemente, las tasas de supervivencia en individuos con cánceres avanzados comunmente por lo general son muy bajas. Si la vida puede alcanzar cómodamente, esto tiene la posibilidad de ser un provecho muy sustancial. Entonces, el tipo de PEMF usado en este estudio se ve haber mejorado la calidad de vida de estos individuos y seguramente en varios casos la supervivencia prolongada. Es bien popular en la red social médica que la gente con cáncer adelantado tienen un desarrollo muy pobre. Las terapias médicas en estas personas son mayormente experimentales y, del mismo modo, tienen pésimos resultados.
Aunque no poseemos PEMFs accesibles en el mercado precisamente iguales a los usados en este estudio, sí poseemos sistemas PEMF accesibles que son de una intensidad comparable con una continuidad semejante. No obstante, estos gadgets son comunmente muy caros y requieren ser usados por largos ciclos de tiempo, oséa, 2 horas al día, por día, por largos ciclos de tiempo, a lo largo de meses, si no el resto de la vida de la persona. No se conoce si el régimen se extendió más allá de los 30 a 50 días usados en