Causas de los depósitos de calcio

Causas de los depósitos de calcio

todo el calcio en el cuerpo se utiliza para crear huesos y dientes fuertes. Sólo cerca del 1% del calcio circula en los órganos, tejidos y torrente sanguíneo. El calcio puede conformar depósitos en numerosos tejidos del cuerpo, tanto en sitios particulares como en múltiples superficies. Algunas veces los depósitos de calcio son inofensivos, pero los depósitos de calcio además tienen la posibilidad de ser perjudiciales. ámbas causas primordiales de los depósitos de calcio fuera de los huesos; una es el tejido dañado y la otra es un exceso de calcio en el cuerpo.
Cuando los escenarios de calcio en la sangre son normales, la calcificación puede producirse desde un inconveniente tisular local. El inconveniente tisular puede ser un imán de calcio en el tejido dañado. La calcificación de los vasos sanguíneos es normal y sucede en tejidos dañados en las arterias y se conoce como aterosclerosis. Estas superficies perjudicadas en las arterias acumulan grasa, etc., formando placa que se calcifica con el tiempo. Las placas estrechan las arterias, lo que puede ocasionar la formación de un coágulo, lo que comunmente transporta a un ataque cardíaco, incidente cerebrovascular o insuficiencia renal.
Los depósitos de calcio en la mama es otro tipo habitual de inconveniente tisular a chiquita escala que transporta a la calcificación. Algunas ocasiones los depósitos de calcio en el seno son cancerosos en tanto que en otras ocasiones es benigno.
El inconveniente tisular a enorme escala se relaciona con la pérdida extensiva de células, lo que se conoce como necrosis tisular. La necrosis es ocasionada por la desaparición de tejido en un sector precisa del cuerpo. Este tejido muerto atrae células que limpian el tejido muerto. Este desarrollo de curación atrae el calcio al sector del tejido malo como parte del desarrollo de curación.
Las infecciones se asocian a esta clase de calcificación que están en los pulmones y el sector del corazón y se conocen como pericarditis, que es una hinchazón del pericardio. El inconveniente tisular adjuntado con la hinchazón puede provocar calcificación tisular. Esta clase de depósitos de calcio comunmente están en los tendones, tobillos o rodillas de los hombros.
La calcificación además puede suceder por un nivel prominente de calcio en la sangre. Si hay un exceso de calcio en el torrente sanguíneo empieza a depositarse en los tejidos del cuerpo.
Por lo general, no hay indicios cuando se muestra calcificación de los tejidos en el cuerpo. Hay indicios a controlar que indican exceso de calcio en el cuerpo. Debilidad, náuseas, vómitos, falta de apetito, confusión o somnolencia son varios de los indicios que indican exceso de calcio en el cuerpo. Además esté consciente del mal en el pecho, dolores articulares y dolores musculares. Comunmente, la calcificación tisular es inofensiva, pero si usted experimenta alguno de estos indicios, consulte a su médico lo antes viable.
Manténgase en contacto con nosotros para hallar información y oportunidades online novedosas y emocionantes.
(Nota especial: si tienes alguna iniciativa para comunicar – por favor envía tu artículo a: – vamos a hacer un esfuerzo para publicarlo)