Colesterol – La Historia Real

Colesterol – La Historia Real

Opuestamente a la invención de la gente, el colesterol no es grasa. El colesterol es una sustancia cerosa producida por el hígado y además se ingiere por medio de los comestibles que ingerimos. Con continuidad tiene dentro ácidos grasos y entonces se cree que es grasa, pero no es grasa en sí misma.
Hasta el 80% del colesterol se usa para producir ácido cólico, el cual es fundamental en las sales biliares que son primordiales para la digestión y absorción de grasas de la dieta. Además, el colesterol se usa para llevar a cabo las hormonas progesterona, estrógeno y testosterona.
Hay una cantidad importante de colesterol en la piel que asiste para la piel a soportar la absorción de agua y la evaporación del agua. La existencia de colesterol en la piel además asiste para bajar la penetración de agentes tóxicos como solventes, etc.
Tal vez uno de los papeles más indispensables del colesterol es en la formación y cuidado de la funcionalidad celular por medio de la integridad de las membranas celulares, de esta forma como muchas de las membranas de las otras construcciones dentro de la célula introduciendo los orgánulos que generan energía. La integridad de la membrana es fundamental para la vida, la salud y la prevención de patologías. Una separación en la integridad de la membrana celular provocará patologías y inconvenientes de salud. Aparte del provecho del colesterol en nuestra piel como agente asegurador, existe prueba científica de que el colesterol asegura a las membranas celulares de los perjuicios oxidativos y radicales libres. La consideración de la capacidad de la membrana celular se cubre extensamente en nuestros seminarios de quelación.
Aquí hay una sustancia que es, de hecho, una necesidad escencial que optimización la salud, pero que en teoría amenaza la vida. El colesterol tiene mala valoración.
Se nos comunica que ingerimos bastante colesterol en nuestra dieta y que los escenarios superiores de colesterol en la sangre causan el endurecimiento de las arterias que, a su vez, causan asaltos cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Se nos comunica que la reducción del colesterol es fundamental para bajar el desarrollo de la patología antes citado y su secuela. Se prescriben dietas bajas en grasa y si eso no es efectivo, se prescribe la terapia de medicamentos para bajar el colesterol. Esta filosofía fué promocionada desde hace tiempo como un hecho científico que es recibido sin lugar a dudas por la mayor parte de los doctores y pacientes, más allá de que hay miles y una cantidad enorme de personas que tienen bajos escenarios de colesterol en la sangre y han negado las arterias por todo el cuerpo, y esos que tienen escenarios superiores de colesterol sin ningún inconveniente.
El resto de la historia del colesterol enseña por qué suceden estas excepciones, por qué el colesterol es un inconveniente para muchos y no para otros. Con estos datos complementarios usted tiene la posibilidad de reflexionar por su cuenta y elegir por su cuenta.
Como dijimos al inicio, el colesterol no es grasa. El colesterol comunmente tiene ácidos grasos, el ingrediente básico de la grasa, adherido a él. El colesterol/ácidos grasos son transportados de un sector a otra por medio del torrente sanguíneo por una sustancia llamada lipoproteína. Esta es una manera de proteína que trabaja como un portador, una cesta si se quiere, que transporta la grasa cerca de las células para su uso como fuente de energía. ámbas lipoproteínas primarias son la lipoproteína de baja consistencia (LDL) y la lipoproteína de alta consistencia (HDL). El LDL primordialmente transporta la grasa a las células y el HDL transporta la grasa lejos de la célula. El LDL se considera malo y el HDL se considera bueno. Aquí yace otro poco de información errónea. LDL y HDL no son colesterol en absoluto, sino sencillamente los portadores que llevan las sustancias del colesterol y los ácidos grasos a las células y lejos de las células. Los términos buenos y pésimos se derivan del hecho de que el HDL se considera bueno porque transporta la grasa de la célula disminuyendo el potencial de la grasa que se deposita, en tanto que el LDL transporta la grasa a la célula creciendo el potencial para que se deposite. Pero hay más en esta historia.
En tiempos recientes los términos radicales libres, inconveniente de radicales libres y antioxidantes se convirtieron en jerga familiar. Tomar antioxidantes se volvió habitual, pero escasas personas entienden la consideración de los radicales libres y el inconveniente que crean y el potencial del antioxidante para impedir ese inconveniente. Esos de ustedes que han asistido a uno de nuestros seminarios de terapia de quelación tienen una aceptable comprensión de lo que significa todo lo mencionado.
Es muy considerable para el colesterol comprender que la composición LDL (ácidos grasos con proteínas) es la fuente principal de la plaga en el endurecimiento de las arterias. La forma HDL de la lipoproteína (proteína con grasa adherida) no es el tipo de lipoproteína que ayuda a la acumulación de la plaga y como dijimos antes, de todos modos asiste para achicar la grasa en el sector al llevarla lejos de los tejidos. Es considerable ver que el LDL, más allá de que se considera malo, es una sección fundamental del mecanismo del cuerpo para conducir la grasa y como tal, es requisito y bueno. La causa por la que tiene la posibilidad de ser considerada mala no es por su mera presencia, sino por los cambios que se generan que alteran su forma natural o beneficiosa a una manera aberrante y amenazante. El desarrollo que altera la