Cómo afecta el humo industrial a su salud

Cómo perjudica el humo industrial a su salud

El ágil avance de la ciencia en el siglo pasado ha conducido a una industrialización a enorme escala. El avance en la ciencia llevó a varios enormes inventos como ventiladores, aire acondicionado, transportes, refrigeradores, PCs que hicieron la vida humana muy práctica. La industrialización además creó muchas oportunidades de empleo lucrativas. Muchas naciones han adelantado económicamente gracias a la ligera industrialización.
Pero la industrialización fué la primordial causa de la contaminación ambiental a enorme escala en el siglo pasado. El humo industrial se crea gracias a la quema de combustibles fósiles como el carbón, la madera, el diesel, el queroseno, la gasolina, etc. En las industrias, la contaminación industrial es la primordial causa del agotamiento de la cubierta de ozono en el siglo pasado. Además es la causa primordial del incremento de la temperatura media de la tierra en un nivel centígrados a lo largo de el siglo pasado. Este fenómeno además se conoce como calentamiento global. Si la temperatura de la tierra sigue en pié creciendo, las zonas polares se sumergirían en el mar, lo que llevaría a un incremento del nivel del mar. Este incremento del nivel del mar podría conducir a la inmersión de todas las islas en el mar, lo que ocasionaría graves pérdidas de vidas humanas y de bienes.
Los distintos efectos perjudiciales de los distintos elementos del humo industrial son:
1. Monóxido de carbono – El monóxido de carbono es una sección integral del humo industrial. Se produce gracias a la combustión incompleta de hidrocarburos y combustibles. Este gas es increíblemente perjudicial para el cuerpo humano gracias a su aptitud de combinarse con la hemoglobina. La exhibición prolongada al monóxido de carbono podría conducir a:
a. Reducción de la aptitud de transporte de oxígeno de la sangre.
b. Perspectiva borrosa.
c. Problema realmente grave, inconsciencia y muerte.
2. Hidrocarburos – Los coches que llevan mercancías industriales emiten una cantidad enorme de humo. Este humo tiene dentro hidrocarburos en enormes proporciones producidas por el combustible no quemado. A lo largo de la estación lluviosa estos hidrocarburos presentes en la atmósfera se absorben en el agua de lluvia. La mayor parte de las masas de agua que ofrecen agua potable dependen de la lluvia. Así se contamina el agua potable. El consumo de agua contaminada puede ocasionar distintas patologías como la fiebre tifoidea, hepatitis, ictericia, cólera, diarrea, disentería, etc.
3. Materia particulada – La quema de combustibles fósiles como gasolina, diesel, queroseno, etc. es un ejercicio habitual en las industrias. La combustión de los combustibles fósiles hace la emisión de partículas de materia particulada firmes en partículas diminutas de carbono. La inhalación de aire que tiene dentro partículas de material particulado podría llevar a patologías pulmonares como el cáncer de pulmón, asma, bronquitis y enfisema.
4. Dióxido de azufre – Se forma por la quema de numerosos combustibles industriales que tienen dentro azufre. Los ácidos se forman cuando el dióxido de azufre se sumerge en el agua que se encuentra en la atmósfera. Estos ácidos son increíblemente dañinos para el sistema respiratorio. La existencia de estos ácidos en el aire es la causa primordial de la corrosión de metales y inmuebles. La reparación y la utilización regular de equipos de seguridad de soldadura tienen la posibilidad de contribuir a asegurar los inmuebles de la corrosión.
5. Óxidos de nitrógeno – El humo industrial además radica en óxidos de nitrógeno, otro contaminante perjudicial del aire. Los óxidos de nitrógeno se intercalan con otros compuestos para producir niebla fotoquímica formada por el unísono de óxidos de nitrógeno y otros compuestos. La exposición regular a los óxidos de nitrógeno podría ocasionar distintos inconvenientes respiratorios como asma, bronquitis, enfisema e insuficiencia respiratoria.
6. Compuestos orgánicos volátiles- El humo industrial además radica en compuestos de metano y compuestos no metanos. La existencia de compuestos de metano en la atmósfera pertence a las primordiales causas del agotamiento de la cubierta de ozono y el calentamiento global. La exposición regular a compuestos no metánicos como benceno, tolueno y xileno podría conducir a patologías fatales como el cáncer de sangre y el cáncer de médula ósea.