Cómo curarse de una enfermedad cardíaca

Cómo curarse de una patología cardíaca

A nivel físico, el corazón trabaja como una bomba de dos fuentes para el sistema circulatorio. Como tal, es el órgano que proporciona vida que regula el fluído de la fuerza escencial por medio del cuerpo. La patología cardiaca coronaria es la causa más habitual de muerte en Norteamérica. Como se reitera en mis posts anteriores, la medicina clásica tiene adversidades para detectar las causas de las anomalías de la salud y por qué varias personas las contraen y otras no.
La perspectiva tradicional
La medicina clásica, o las prácticas médicas corrientes, nos enseña que toda patología es el resultado de alguna causa física. En la situacion de las anomalías de la salud cardíacas, la causa se asigna más frecuentemente a componentes como el tabaquismo, la genética, la hipertensión, la obesidad, la diabetes, el consumo excesivo de alcohol, la carencia de ejercicio y el estrés. Las indagaciones demostraron que fumar se ve ser la causa de precisamente el 36% de las situaciones y la obesidad precisamente el 20%.
Según lo que está dando a nivel físico, estas son las causas más identificables de por qué actúa en el cuerpo de un individuo. Lamentablemente, jamás hay una causa sólida y creíble que logre ser identificada por la medicina clásica y sus contrapartes. ¿Por qué? Porque el cuerpo físico no es la fuente de la patología y hasta que se entienda la verídica fuente, la confusión se quedará.
El cuerpo no posee poder para sí mismo
Según nuestro pensamiento clásico, suponemos que todas las anomalías de la salud y dolencias son ocasionadas por algo que va mal de forma física en nuestro cuerpo. En la situacion de las anomalías de la salud cardíacas, la causa física se asigna primordialmente a la hipertensión y la genética. Pero estas no son las verdaderas causas. ¿Por qué? Porque el nivel físico, introduciendo nuestro cuerpo, es el nivel de efecto, no la causa misma. Si esto es verdad, y si nada físico es la causa, entonces ¿cuál es? En el sentido general, son los escenarios mental y emocional, dado que todas las cosas hay en la cabeza antes de que se vuelvan físicas.
Prácticamente, el cuerpo físico no puede llevar a cabo nada por su cuenta. No posee poder para hacer nada, introduciendo patología, patología y dolencia. El poder procede de estar en la causa, y se ve que el nivel físico es el nivel de efecto; no posee poder para hacer. El cuerpo físico sencillamente refleja lo mental. En otras expresiones, nuestros cuerpos físicos no son más que un espejo de lo que está ocurriendo dentro de nosotros a nivel mental y emocional.
La causa real de la patología cardiaca
Por muy desafortunado que sea, la medicina clásica está intentando encontrar las razones de la patología en los sitios equivocados. De todos modos, algo físico, como fumar, entre otras cosas, no puede provocar un efecto físico con apariencia de patología o dolencia. Dicho de otra forma, un efecto no puede hacer otro efecto, sólo la causa puede hacer un efecto. Siendo de esta forma, ¿por qué hay acciones físicas o indicios semejantes en la gente que distribuyen una patología o dolencia? Fundamentalmente, es porque están intentando encontrar hallar una forma de calmar el mal mental y emocional y el desequilibrio que se produce dentro de ellos.
Es atrayente ver que el corazón se ubica virtualmente en el centro del cuerpo. Si un individuo está centrada, vive desde el corazón en un estado equilibrado de amor y seguridad. Un trastorno cardíaco es la manifestación de la forma de pensar opuesta. Esta persona está peleando contra la corriente de la vida hasta el agotamiento físico y emocional. Comunmente, la persona con patología cardíaca busca amor por medio de lo que hace por los otros. Fundamentalmente, la patología cardíaca es un mensaje urgente de su cuerpo para cambiar su percepción de sí mismo.
Cómo sanar la diabetes
Como he dicho en mis posts anteriores, este nuevo pensamiento del pensamiento necesita que dejemos ir la creencia de que la patología y la patología es un enemigo que no se utiliza para nada. Todo en nuestra vida es una expresión de amor o una llamada al amor. La patología y la patología, de algún forma que sea, es un llamado para que nos amemos a nosotros, porque no vivimos por amor en un sector o superficies de nuestra vida. Todo está pensado para llevarnos adelante en la vida, no para conducirnos hacia atrás o destruirnos.
Toda patología y dolencia es un mensaje de nuestros cuerpos, asistiendonos a ser conscientes de aquello de lo que no sabemos. La patología cardiaca es un mensaje concreto que no está admitiendo el fluído correspondiente en su vida; asi sea el fluído de ideas, del amor, o de su propia sangre escencial. Para conseguir la sanación, necesitas ingresar en el manantial del amor dentro de ti modificando tu creencia de que el cariño sólo puede venir de otros. Dese el cariño que busca y siempre va a estar ahí. Comienza a creer que mereces amor y aprecio de los otros y que eres tan amado como todos.
Una vez que las creencias y percepciones que causan la patología cardiaca cambien y se equilibren, ésta va a desaparecer de forma automática. No hay necesidad de ningún tipo de participación física, más allá de que se sugiere que busque la participación que sus creencias necesiten. Toda curación real no necesita píldoras, dieta, ejercicio o algún otro régimen físico. De esta manera es como trabaja para cada patología y dolencia individual de un individuo.