Cómo el viento, la humedad y el frío afectan la salud

Cómo el viento, la humedad y el frío afectan la salud

Este artículo fue anunciado originalmente en
Los investigadores estuvieron aprendiendo el encontronazo del clima en el cuerpo humano a lo largo de años (llamado biometeorología) y han encontrado que los cambios inesperados de temperatura, los chasquidos de frío, las olas de calor y también las tormentas eléctricas tienen un efecto directo en algunas condiciones.
La exposición a temperaturas frías, asi sea dentro o fuera, puede provocar graves inconvenientes de salud probablemente fatales, en especial para la gente en peligro, como los ancianos y los niños recién nacidos.
Las reacciones del cuerpo a las bajas temperaturas estresan el sistema cardiovascular. Estas reacciones tienen dentro constricción de los vasos sanguíneos en la piel, respiración superficial por medio de la boca y un rápido engrosamiento de la sangre, todo lo cual puede conducir de forma indirecta a angina (dolor torácico) en personas con patología cardíaca.
Hipotermia supone que la temperatura corporal cayó abajo de 95 grados Fahrenheit. Sucede cuando su cuerpo no puede ocasionar bastante energía para sostener la temperatura interna del cuerpo lo bastante ardiente. Puede matarte. La insuficiencia cardíaca causa la mayor parte de las muertes en hipotermia. Los indicios tienen dentro falta de sincronización, confusión mental, reacciones lentas, temblores y somnolencia.
En zonas subjetivamente poco acostumbradas al clima invernal, se cree que las temperaturas cercanas a la congelación son “ increíblemente frías. ” Siempre que las temperaturas desciendan claramente abajo de lo común y mientras incrementa la agilidad del viento, el calor va a dejar su cuerpo más de manera rápida. Cuando las temperaturas suben vertiginosamente de lo prominente a lo bajo, la multitud se ve afectada negativamente. No es sólo el choque del cambio al que nuestros cuerpos reaccionan sino que en ocasiones no nos encontramos preparados o vestidos de manera correcta. La gente que tienen hipertensión arterial o inconvenientes cardíacos, fundamentalmente requieren tener bastante precaución al vestirse abrigadamente para las caminatas con tiempo frío.
Los vientos intensos, la nieve y la lluvia además hurtan el calor corporal ayudando a que el frío penetre más intensamente en el cuerpo. El viento es fundamentalmente arriesgado, porque quita la cubierta de aire ardiente cerca del cuerpo. A 30 grados Fahrenheit en un viento de 30 millas, el efecto de enfriamiento es igual a 15 grados Fahrenheit. De forma semejante, la humedad provoca que el cuerpo pierda calor más acelerado de lo que perdería a la misma temperatura en condiciones más secas.
A medida que incrementa la agilidad del viento, el calor se aleja muchísimo más de manera rápida de su cuerpo, realizando que las temperaturas de la piel disminuyan. Cuando hay vientos intensos, es más posible que surjan graves inconvenientes de salud relacionados con el tiempo, inclusive cuando las temperaturas son frescas.
El frío radical es una circunstancia dañina que puede ocasionar emergencias de salud en personas susceptibles, introduciendo aquellas con inconvenientes de tiroides. El resfriado es una fuente popular de patología y muerte. La medicina china a lo largo de una cantidad enorme de años reconoció el frío (y el calor) como dos causas primordiales de la patología. En climas muy fríos, el calor corporal se escapa de manera rápida, dejando menos energía y menos elementos accesibles para agradar las pretenciones simples.
El frío baja el suministro de sangre del corazón, en tanto que el esfuerzo incrementa la demanda. Este desequilibrio entre la oferta y la demanda puede provocar asaltos de mal torácico. Inclusive en personas que no tienen patología cardiaca, la exposición al frío puede subir la presión sanguínea. Para guardar el calor, los músculos se contraen para tapar el fluído de sangre a los brazos y las piernas. Esto reorienta la sangre plus a los órganos vitales y eleva la presión sanguínea.
Algunas dolencias, como la artritis reumatoide, se ven de enorme manera perjudicadas por el tiempo (especialmente el frío y/o la lluvia), en tanto que otras se ven mínimamente perjudicadas, si es que lo hacen. Generalmente, los extremos del tiempo de cualquier clase de condiciones climáticas extremas provocarán un estrés agregada en el cuerpo, lo que por lo general no es servible para esos que ya sufren una cantidad enorme de condiciones.
Para un estimado 5-10 por ciento de la gente, el tiempo frío desata un caos lamentable y en ocasiones debilitante para esos que sufren de la patología de Raynaud. Raynaud’ s es un trastorno autoinmune en el cual los espasmos en los vasos sanguíneos tienen la posibilidad de interrumpir el fluído sanguíneo a los dedos de las manos, los pies, la nariz y los oídos. La exposición al frío desata los espasmos, comunmente ocasionando que el sector afectada se torne blanca, después azul y después roja brillante. El mal inducido por el frío procede de vasos sanguíneos más chicos que tienden a espasmos en temperaturas bajas, lo que transporta a una restricción del fluído sanguíneo a las superficies asociadas.
Síndromes de Resfriado – Medicina China
En la medicina china, el frío se contrae y obstruye. Piénse cómo se siente al estar parado afuera en el momento que está en los 30 segundos. Los indicios del resfriado son sentir frío, tener extremidades frías, una cara pálida y el deseo de beber líquidos calientes. Inclusive el mal en las articulaciones y extremidades o en el estómago puede ser causado por el frío.
Los síndromes de frío son la consecuencia de la exposición al frío de afuera o la carencia de calor (energía yang) dentro del núcleo del cuerpo. Éstas reducirán la funcionalidad tiroidea, las falta de yodo y la temperatura corporal central van a ser las más atacables.
Los síndromes fríos tienen la posibilidad de presentarse con una diversidad de síntomas: tez pálida, prioridad por el calor, gusto despacio, extremidades frías, fatiga, orina abundante y clara, intestinos sueltos, secreciones corporales delgadas y visibles. Comunmente hay una lengua pálida con un blanco brillante