Cómo funciona un nebulizador

¿Cómo trabaja un nebulizador?

Los nebulizadores son máquinas de respiración médica que asisten a tratar anomalías de la salud respiratorias como el asma. Convierten la medicina líquida en vapor para que logre ser inhalada de manera directa a los pulmones.
¿Cómo Funciona?
Si usted jamás vió nebulizadores antes se consultará cómo trabajan estos gadgets. Los nebulizadores no son drogas o medicamentos, sino una máquina creada para gestionar medicamentos. La máquina está conectada con tubos a una fuente de aire comprimido. Esto va a hacer que el oxígeno y el aire pasen por medio de un medicamento líquido a una agilidad muy alta. El medicamento está en el aire dentro del aire y el oxígeno, lo que posibilita la inhalación.
Para usar los nebulizadores, lo primero que hay que hacer es ingresar el medicamento líquido en el gadget y conectarlo al compresor de aire. Cuando usted prende el compresor en el aire alcanzará la taza del nebulizador y el medicamento va a ser vaporizado. El tolerante respira intensamente e inhala el vapor. En la mayoría de los casos, el medicamento tarda entre 10 y 20 minutos en inhalarse completamente.
¿Para qué sirven?
Los nebulizadores asisten a gestionar medicamentos para inconvenientes como el asma. Además se usan para otras anomalías de la salud como la fibrosis quística, bronquiectasia, displasia pulmonar y patología pulmonar obstructiva crónica. Los nebulizadores se usan comunmente para niños recién nacidos o personas muy superiores y gestionan medicamentos como broncodilatadores, corticosteroides, antibióticos y prostanoides.
Al inhalar el régimen de manera directa en los pulmones, el resultado del medicamento es más acelerado. Además, la dosis necesaria de medicina se disminuye porque una cantidad más chiquita brinda el mismo resultado que una dosis más importante tendría si se administrara al tragar con apariencia de píldora. Los nebulizadores tienen la posibilidad de ser usados en el lugar de vida por esos que requieren precaución en sus propias viviendas.
¿Cuáles son los diversos tipos de nebulizadores?
Hay dos tipos diferentes de nebulizadores, el ultrasónico y el tipo de compresor. Los nebulizadores de compresor usan aire comprimido para hacer la niebla que transporta el medicamento. El estilo ultrasónico de los nebulizadores usa vibraciones de alta continuidad para hacer la niebla. La funcionalidad elemental de los dos tipos de nebulizadores es la misma, convirtiendo el medicamento que comienza en forma líquida en partículas finas transportadas por el aire que son simples de inhalar y absorber en los pulmones.
También hay nebulizadores de viaje que se tienen la posibilidad de llevar con usted a algún lugar de este mundo y usar por medio de un adaptador de aire acondicionado, una batería recargable de litio o inclusive un encendedor de coche. Esta clase de nebulizador es muy favorable porque se puede utilizar en cualquier sitio que lo requiera.
Los nebulizadores son una utilidad de gran ayuda en el régimen de anomalías de la salud respiratorias y se usan de muchas formas diferentes. Hay varios tipos diferentes accesibles en relación de sus pretenciones médicas particulares.