Las posiciones para dormir ¿afectan nuestro estado físico?

Dormir bien es fundamental para comenzar un día con todas las pilas recargadas. Muchas veces nos ha pasado que nos levantamos sin ganas de hacer nada, de mal humor, cansados, como si no hubiésemos dormido nada. Y no es así, hemos dormido, pero lo hemos hecho tensionados, en una mala posición. Para la salud es fundamental ya que varias noches de mal sueño pueden desencadenar en complicaciones más severas. Por lo tanto, hay que aprender a descansar correctamente. Muchas personas ni siquiera le dan la importancia que requieren, terminan durmiendo en esos sofás baratos que destruyen la columna o en camas que no están en las condiciones necesarias.
Además, tampoco cumplen con las horas de sueño que una persona necesita. Si dormimos más de 8 horas, o menos de 8 horas, nuestro cuerpo va a empezar a actuar de manera diferente a la que estábamos acostumbrados. La rutina es muy importante para el ser humano, porque le permite tener una estabilidad que el cuerpo aprende, con la cual sabrá comportarse. Por eso cambia tanto ante una modificación de dicha rutina. Dormir bien es estar bien. Una noche de mal sueño puede complicarnos un día de estudio o de trabajo. Por eso, aprendamos a dormir.